Misión Claretiana

Somos y nos llamamos Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María, Misioneros Claretianos. Nacimos en la Iglesia el día 16 de julio de 1849, en Vic-España. El Fundador de nuestra Congregación fue San Antonio María Claret, que con cinco compañeros, Esteban Sala, Jaime Clotet, Domingo Fábregas, José Xifre y Manuel Vilaró dieron origen a nuestra familia misionera. Actualmente, en el mundo, somos 3,250 misioneros. Somos hombres consagrados por Dios para dedicar toda nuestra vida a la evangelización, viviendo en comunidad y yendo por el mundo entero, somos misioneros apostólicos.

Llegamos a Bolivia el día 3 de noviembre de 1909 y al Perú el día 7 de diciembre de 1909. Por unas dificultades surgidas salimos de Bolivia en el año 1911, pero regresamos el día 17 de marzo de 1919. Desde 1937 hasta 1962, los misioneros claretianos en Perú y Bolivia formábamos una sola organización, que se llamaba La Vice Provincia Perú Boliviana. Por diversos motivos, entre ellos la falta de vocaciones, nos separamos en dos Organismo, llamados Visitaduría de Bolivia y Vice Provincia de Perú. Desde los años 1970 nos llamábamos Delegación de Bolivia y Delegación del Perú. En día 16 de julio de 2010 volvimos a unirnos, formando la Provincia de Perú-Bolivia. Actualmente, somos 67 misioneros claretianos que pertenecemos a la naciente Provincia de Perú-Bolivia.

NUESTRA MISIÓN

La realizamos por todos los medios posibles, zonas de misiones, parroquias urbanas, parroquias rurales, colegios, universidades, proyectos sociales, medios de comunicación, formación de los nuevos misioneros, Casas de Retiro, etc. Todos los medios para amar y servir a Dios y al prójimo.

Un Hijo del Inmaculado Corazón de María
es un hombre que arde en caridad
y que abrasa por donde pasa.
Que desea eficazmente
y procura por todos los medios
encender a todos los hombres en el fuego del divino amor.
Nada le arredra; se goza en las privaciones; aborda los trabajos;
abraza los sacrificios; se complace en las calumnias;
se alegra en los tormentos y dolores que sufre
y se gloría en la cruz de Jesucristo.
No piensa sino cómo seguirá e imitará a Cristo en orar,
en trabajar, en sufrir,
en procurar siempre y únicamente
la mayor gloria de Dios
y la salvación de los hombres.

San Antonio María Claret Constituciones CMF nº. 9

Nuestro nombre es:
Misioneros Hijos del Corazón de María. O, más comúnmente, Misioneros Claretianos
  • “Ser claretianos” es nuestro modo de ser hombres, cristianos, religiosos, apóstoles, y -algunos- sacerdotes.
  • Somos y nos sentimos hijos amados de Dios y de María, con todo su corazón.
Vivimos en familia, nuestra Congregación
  • Nuestra familia fue suscitada por el Espíritu Santo en la Iglesia hace dos siglos por medio de S. Antonio Mª Claret.
  • Unos somos sacerdotes y otros laicos, de muy diferentes países y con culturas diversas, pero todos hermanos.
Con un peculiar estilo de vida: arder en caridad
  • Dios nos hace arder en caridad hacia él y el prójimo.
  • Dios nos ha concedido el don de seguir a Cristo y proclamar el Evangelio yendo por el mundo entero.
Nuestro camino: ser discípulos de Jesús
  • Como Jesús buscamos la gloria de Dios y la salvación de los hombres orando, trabajando y sufriendo.
  • Asumimos el modo de vida de Jesús y de la Virgen María: en pobreza, castidad y obediencia.
Nuestra misión: encender a todo el mundo en el fuego del amor de Dios
  • Somos enviados a anunciar la vida, muerte y resurrección de Jesús a fin que todos se salven por la fe en Él.
  • Compartimos las angustias y esperanzas de los hombres buscando la transformación del mundo según el designio de Dios
  • Nuestra misión se nutre de la Palabra de Dios y de la eucaristía.
  • Se irradia en el mundo bajo el signo de la misericordia y la ternura, que aprendemos del Corazón de María.
  • Se dirige sobre todo a los que son excluidos del amor de los demás y sufren las consecuencias de la injusticia de este mundo.

#estoyagradecidoporserclaretiano

Posted by Luis Ricardo Urbano Otárola on Miércoles, 17 de junio de 2015

#estoyagradecidoporserclaretiano

Posted by Luis Ricardo Urbano Otárola on Miércoles, 17 de junio de 2015

#soyfelizporque...

Posted by Luis Ricardo Urbano Otárola on Lunes, 1 de junio de 2015